19 de julio de 2007

Nuevo Index


En Inglaterra, los menores, ya no podrán leer “Tintin en el Congo”.

La editorial Borders decidió “mover” el álbum de Hergé a la sección “adultos”, luego que la CRE, es decir, la Comisión para la Igualdad Racial, decretara que era una historieta racista.

El “carácter colonial, las violencias infligidas a los animales e incluso la presencia de misioneros católicos” habría motivado la decisión.

Así que, ya sabe, si quiere comprar para sus hijos ese álbum de Tintin, búsquelo al lado de “Adventures of a lesbian college schoolgirl” u otro título por el estilo.

2 comentarios:

Santopoco dijo...

Santiago, aquí en Argentina, sin necesidad de que intervengan órganos como esa escalofriante Comisión para la Igualdad Racial, pasan cosas parecidas. En las secciones para niños de las grandes librerías, en el mejor de los casos, se encuentran estupideces.

De todas formas, si los padres les damos a gustar a nuestros niños de bellas historias, ellos mismos se encargan de encauzar el mercado, porque son -curiosamente- el segmento menos dominable del mercado. Si es negocio vender Lewis, se vende Lewis. Es una graciosa paradoja de la época en la cual vivimos.

Descencencia de Ioreth dijo...

Además en Argentina no hace falta prohibirlos tienen un precio que los hace inalcanzables. Igual es un regalo obligado para mis hijos.